27 de noviembre de 2012

TELEMADRID EN ERE

Telemadrid, en negro contra el ERE

Los trabajadores de la cadena pública regional realizan una huelga de 24 horas

Con este parón, los empleados protestan contra el despido del 79% de la plantilla


Telemadrid ha amanecido en blanco. Después de que la cadena regional dejara de emitir ayer por la tarde durante dos horas (de 20.00 a 22.00), los trabajadores de la cadena pública regional han convocado hoy un día de paro que comenzó a las 24 horas de la pasada noche para protestar contra el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará “al menos” a 925 empleados de los 1.170 que tiene la cadena.
El porcentaje de despidos previsto en el informe de una consultoría externa es similar al que puso en marcha Canal 9, la cadena pública autonómica valenciana, con un recorte del 70% de la plantilla que afecta a 1.295 trabajadores. La cifra final queda lejos de las primeras estimaciones de mayo, cuando la Comunidad de Madrid anunció a los sindicatos un recorte de plantilla y se rumoreó que afectaría a unos 600 trabajadores.
La plantilla del ente público es de 1.170 trabajadores, según Comisiones Obreras, de los que unos 960 están en Telemadrid, 101 en Onda Madrid y unos 170 en la administración. El plan prevé la desaparición del segundo canal de televisión (La Otra) y el mantenimiento de 62 empleos en Onda Madrid, a no ser que “los organismos directores de la comunidad contemplen la posibilidad de prescindir de dicho servicio por razones presupuestarias”.
Los trabajadores respaldaron de forma mayoritaria (con 450 votos de una asamblea de 500 empleados, según datos de los sindicatos) la convocatoria inminente de dos horas de paros y una jornada que arrancó a medianoche, cuando un cartel anunciaba: “Una huelga convocada por los sindicatos de Telemadrid está impidiendo la emisión. Se reanudará a partir de las 24.00 de hoy”.
 
más información

 

El comité de empresa (CC OO, UGT y CGT) anunció la protesta tras conocer los primeros detalles del informe que han elaborado en un mes, por encargo de Telemadrid, la consultora Deloitte y el despacho Cuatrecasas. El documento ha costado 169.400 euros.

A los despidos anunciados se suma “la externalización de determinadas áreas funcionales” del ente público. El Gobierno regional nunca ha ocultado sus deseos de una futura privatización. Los sindicatos critican el “desmantelamiento de este servicio público de información” y anuncian que serán “beligerantes” para frenar el drástico recorte de plantilla. Las cifras del ERE se comunicarán al Consejo de Administración e “inmediatamente” se iniciará la negociación, según un portavoz de la empresa. Prevén liquidarlo antes de 2013.
El informe alude a un “redimensionamiento” de la plantilla de la televisión y la radio públicas “con el fin de adaptarse a la financiación establecida en la Ley de Presupuestos de la Comunidad de Madrid” de 2013. En las próximas cuentas regionales, que sufren un recorte general de 2.700 milones, los gastos de explotación de la televisión pública pasan de 131 millones a 84,5 (un 35% menos). El documento justifica además que la televisión se ha visto “fuertemente” afectada “por factores negativos fuera del control de sus directivos y que ponen en serio peligro su continuidad”.
La previsión reflejada en el informe, de 98 páginas, se basa en un negro panorama de caída en picado de las audiencias, de los ingresos por publicidad y de la financiación pública. La subvención regional asciende en 2011 al 78% de los ingresos. Es la más alta desde 2005, señala el documento, frente a un 26% de ingresos comerciales
Los sindicatos culpan a la Comunidad de Madrid del “deterioro” de la empresa pública, que ha pasado de “niveles del 12% de audiencia media en 2008 al 5% cuatro años después”. La empresa achaca esa caída a la apertura de “nuevos canales nacionales y la implantación de la TDT”.
En julio, Telemadrid entró en quiebra técnica y reclamó a la Comunidad ayuda para obtener con premura 88 millones de financiación de los bancos. Deloitte subraya ahora la “imposibilidad de acceder al endeudamiento bancario” del ente, cuya deuda financiera supera los 262 millones.
El 48% del presupuesto se destina a costes de personal, según las cifras oficiales. Los sindicatos replican que poco más de 100 personas fuera de convenio copan el 30% de esos gastos frente al resto de la plantilla.
El informe cita la “rigidez de la clasificación profesional” recogida en el convenio colectivo como otro motivo para plantear una reestructuración. Los sindicatos rechazan que los perfiles de los trabajadores sean rígidos.
Telemadrid reducirá también de forma drástica la emisión de contenidos propios, que actualmente copan el 59%. A partir del ERE quedarán cinco horas diarias de programación. Se priorizarán los programas informativos: dos Telenoticias y el Diario de la noche, que no se emitirá los viernes. “Se renuncia a la programación de mañana de carácter informativo”, según el documento, por ser “una fuente importante de ahorro de costes en la parrilla”. Mantener esta programación supondrá “conservar internamente la redacción de informativos que sea necesaria para el nuevo modelo, puesto que constituye el núcleo editorial y del saber hacer de Telemadrid”. La televisión pública madrileña ha mantenido en los últimos años una línea editorial muy cercana al Gobierno regional del PP, con algunas actuaciones que han provocado denuncias. En sus informativos se elude hablar de “rescate” a España y se evita llamar a la selección de fútbol “La Roja”. Prioriza también otros dos programas; Madrid directo y Madrileños por el mundo. Casi un tercio de la emisión (28%) no será inédita. Todas las madrugadas (de 1.00 a 7.00) se repetirán programas ya emitidos.